LA NOVELA COLECTIVA DE LA GUERRA CIVIL

ENTREVISTA SOBRE PARTES DE GUERRA EN LA VOZ DE GALICIA

Los escritores prorrepublicanos escribían mejor

Ignacio Martínez de pisón | Escritor que publica el libro de cuentos «Partes de guerra»


Una reflexión de Italo Calvino sobre la resistencia partisana le dio la idea: toda la narrativa escrita sobre esta dialogaba entre sí y podía formar un único macrotexto temático. Ignacio Martínez de Pisón (Zaragoza, 1960) pensó que lo mismo se podía aplicar a la guerra civil española y así nació Partes de guerra (RBA), una selección de cuentos de 31 autores cuyos relatos se sitúan en lo ocurrido entre el 18 de julio de 1936 y el 1 de abril de 1939. Pisón participó ayer en la sede de la UNED de A Coruña en el ciclo de encuentros con escritores, que este curso llega su quinta edición, y apuntó que este libro comienza con el cuento de Manuel Rivas La lengua de las mariposas. Antes de su disertación, en la que fue presentado por Xavier Seoane, tuvo ocasión de conocer a otro escritor gallego que lleva su mismo apellido, el dramaturgo Xesús Pisón, que le entregó uno de sus libros.

-¿Qué contiene este libro?

-En realidad no es mi libro, es el de 31 autores con 35 relatos sobre la Guerra Civil. He leído muchos cuentos, además de los que ya conocía, y he seleccionado estos con el criterio básico de la calidad literaria y con la idea de hacer una novela colectiva sobre la Guerra Civil; hay diferentes generaciones, diversos estilos, autores de las ciudades y del campo. He encontrado cuentos que no conocía y me he llevado sorpresas con autores como Antonio Pereira, del que incluyo un cuento, o Juan Antonio Olmedo.

-¿Y de los autores gallegos?

- Los gallegos son Manuel Rivas, con el que empiezo el libro, porque en ese cuento de La lengua de las mariposas el maestro simboliza la República, ese conocimiento que se rompe. De Méndez Ferrín incluí Ellos, un cuento que aparece en Arraianos y luego está el de un gallego cubano, Lino Novás, que nació en Galicia, pero vivió muchos años en Cuba y en Estados Unidos; este es un cuento, El tanque de Iturri, que nunca se había reeditado desde que se publicó en 1937 en Hora de España y por eso es muy poco conocido.

-¿Hay mucha diferencia entre los escritores de cada bando?

-Hay mejor literatura escrita por autores prorrepublicanos que por los del bando nacional, de los que apenas he encontrado cuentos. La mayoría son de gente que tuvieron que exiliarse. Y luego hay cuentos de generaciones posteriores y sus relatos son mucho más literarios que aquellos de los que vivieron la guerra, aunque en el caso de Méndez Ferrín, que no vivió la guerra, da la impresión de que sí la ha vivido.

-También rescata un cuento de Ramón J. Sender, ¿no?

-Sí, ese cuento de Sender, La lección, ha sido un pequeño hallazgo; después de insistirles mucho a los expertos en Sender he tenido la suerte. Creo que es muy buen cuento y prácticamente no se había publicado desde que salió en Voz de Madrid, el 18 de julio de 1938.

-¿Por qué eligió el género de los cuentos?

-Tenía que acotar el territorio: hay tantos libros sobre la Guerra Civil de narrativa o de ensayo que al final habría tal corpus que sería imposible de manejar. Además, hay muy buenos cuentos sobre la Guerra Civil, pero no existe la gran novela.

Autor:
Rodri García

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada